Filtros del coche ¿Qué son, tipos, para qué sirven, precios y cuándo cambiarlos?

Hoy en blog tratamos una serie de preguntas que habitualmente se hacen los propietarios de coches cuando llega el momento de hacerle el mantenimiento en el taller.

  • ¿Qué son los filtros del coche?
  • ¿Qué tipo de filtros tiene un coche?
  • ¿Para qué sirven los filtros del coche?
  • ¿Cada cuanto conviene cambiar los filtros del coche como tarea de mantenimiento habitual?
  • ¿Qué sucede cuando el filtro de aire no se sustituye a su debido tiempo y se realiza un uso prolongado del mismo?
  • ¿Cuánto cuesta cambiar los filtros del coche?

La función de los filtros del coche es purificar los elementos que los atraviesan. Durante este trabajo se desgastan y a veces hasta se rompen. Por eso, hay que sustituirlos periódicamente, ya que si dejan de hacer su efecto pueden provocar averías en el coche. Básicamente los filtros principales del coche son estos cuatro: aceite, aire, combustible y habitáculo, también llamado filtro de polen o antipolen.

Los tipos de filtro que tiene un coche son el Filtro de aire, de aceite, de combustible y de habitáculo. A continuación explicamos los filtros para vehículos:

Filtro de aire:
La misión del filtro de aire es evitar que entre hollín, polvo de tierra, arena… o incluso partículas metálicas a al motor y que se pueda deteriorar consecuencia de un “efecto lija” al ir arañando poco a poco pistones y cilindros. Cuando está muy usado hay que sustituirlo porque su efectividad se reduce y empeora el rendimiento del vehículo, consumiendo más combustible. Lo ideal es revisar su estado cuando se hace la revisión general en el taller y si es preciso sustituirlo. El filtro del aire es esencial para el buen funcionamiento del coche y alargar la vida útil del motor. Su precio es bajo, así que no te costará mucho cambiarlo en la revisión.

Filtro de aceite: 
El aceite es el lubricante del motor que evita el roce entre las piezas y con ellas su desgaste prematuro. El filtro de aceite trata de mantener limpio el aceite, sin particular en suspensión, que puedan rozar, desgastar o incluso romper los elementos del motor. Si el filtro del aceite no realiza adecuadamente su función hay mayores consumo de combustible, variaciones de presión en el motor (la conocida avería como “motor gripado”) y se puede perder potencia durante la conducción. Por tanto, podemos decir que el cometido principal del filtro de aceite es encargarse de proteger el motor y proporcionarle una mayor durabilidad. Vista la importancia de este elemento y su bajo coste, lo recomendable es cambiarlo siempre que cambies el aceite: ya que es mejor no mezclar el aceite nuevo con el aceite usado que se encuentra dentro del filtro. Estos deberían cambiarse, al menos una vez al año. Incluso aunque no se hayan realizado los kilómetros recomendados por el fabricante. Varios tipos de filtros aceites para vehiculos, y cuando estos prescinden de partes metálicas son denominados filtros ecológicos, ya que se trata de recambios muy fáciles de reciclar y respetuosos con el medio ambiente.

Filtro de habitáculo, también conocido como filtro del polén o anti-polén: 
No todos los coches tienen este filtro, solo los modelos de coche más nuevos. Su función es retener las impurezas del aire que entra dentro del habitáculo del coche. Llegan a retener hasta el 100% del polen y de la suciedad que podría entrar. Lo recomendable es cambiar este filtro antes de primavera que es cuando se le va a requerir más exigencia o bien cada 10.000km, especialmente importante resulta este filtro del aire en el habitáculo si algún pasajero tiene alergias.

Filtro de combustible (gasolina o gasoil (diesel): 
La misión del filtro de combustible es evitar que se cuelen impurezas al sistema de combustión que estropeen el sistema de inyección o que puedan incluso entrar en el motor. Lo que podría provocar la perdida de potencia en el motor o incluso que se detenga, si los inyectores se atascan. Este filtro ayuda a reducir la humedad del combustible e impider la corrosión de las piezas metálicas. Habría que cambiarlo cada 60.000km en los vehículos a gasolina o cada 30.000km en los coches diésel.

Filtros Para Coche

Esperamos que este artículo os ayude a conocer mejor qué son los filtros del coche, su importancia, cada cuánto se hace el mantenimiento y comprender que es mejor invertir en realizar un buen mantenimiento del coche en el taller que tener que llevar el coche a reparar cuando ya ha habido una avería mecánica importante. Al final siempre sale mejor hacer el mantenimiento y además circularás más a gusto y con mayor seguridad. Por la tuya, la de tu familia y la de todos.